Outsourcing

Cada día más y más compañías en México deciden emplear su fuerza de trabajo a través de terceros en alguna de estas compañías de Outsourcing. La idea es, como siempre, obtener lo mismo por menos dinero, no generar costos a futuro para la empresa a través de posibles pagos de antigüedad, etc.

Pero ¿cuál es el efecto para las personas, mis clientes por ejemplo? Una de las industrias en las que, a mi forma de ver, es sumamente proclive a ser remunerada vía pago por honorarios es la de los diseñadores web y programadores.

En el 2007 visité varias empresas del ramo; consultorías de Software. La historia era la misma: muchachos de entre 23 y 35 años, algunos con familia, la mayoría solteros, todos con pagos por honorarios y Outsourcing, sin ninguna prestación de ley.

Estas fueron mis observaciones:

  • Personas Visitadas: 50+
  • Con prestaciones de ley: 5
  • Con Seguro de Gastos Médicos ya sea personal o vía algún padre de familia: alrededor de 10.
  • Que habían tenido una AFORE o estaban cotizando: alrededor de 15
  • Personas con planes de pensión personales: CERO
  • Con algún tipo de idea de que hacer (invirtiendo en bienes raíces, ahorros personales, etc.): 2

Con esta estadística y siendo que ganan mejor debido a que sus empleadores en teoría les pagan las prestaciones por “fuera”, sin compromisos, lo más lógico es que tuvieran muchos recursos disponibles para ahorrar. Lo real es que varios ya estaban en el asunto de deudas de corto plazo (entiéndase tarjetas de crédito).

De todos los clientes que visité en este sector ese año, únicamente alrededor de 7 decidieron estructurar sus ahorros, y pensar en el largo plazo. Lo cual quiere decir que un 80% pasará un buen número de años sin realizar ningún tipo de ahorro para el retiro.

En mi siguiente post, platicaré de las diferencias de retirarse bajo el esquema anterior del IMSS y bajo el nuevo sistema de Afores, y qué significará un periodo largo bajo el sistema de Outsourcing.