Inversiones

Ser emocional con tu dinero sale caro

Muchas de las personas que me escriben empiezan a preocuparse por su dinero después de que se han metido en un buen lío con diferentes acreedores. Desafortunadamente, las finanzas personales tienen un elemento que no es cuantitativo: “las emociones”.

Cuando tú relacionas directamente el gastar con “felicidad”, pronto te encontrarás gastando en muchas cosas que no necesitas, y a la larga te mantendrá viviendo al día o peor.

Cuántas deudas no se producen por querer procurar a un ser querido (aunque no se tenía el dinero), por dar apariencias de riqueza o simplemente por un revés familiar; por enamorarse de un coche o una casa que están fuera de las posibilidades y permanecer quebrado varios años.

Si no tomas el elemento emocional y aprendes a “cambiar de canal”, permanecerás en el perpetuo ciclo de compras, crédito y pagos. El primer paso entonces sería encontrar “felicidad” en tener ahorros e inversiones.

Crea una cuenta dedicada al éxito financiero y ahorra disciplinadamente para lograr tu libertad financiera, y hazlo aunque estés endeudado o vivas al día.

Los accidentes e imprevistos no saben si ese mes ya no te queda crédito o si no tienes dinero en la cuenta: pasarán de cualquier modo. Por eso, si no puedes ahorrar un 10% de tu ingreso, inicia por lo menos con un 1% para ir formando tu fondo de emergencia.

Otro de los fenómenos que he encontrado en las personas que viven al día, y que dicen que no pueden ahorrar es que al adquirir un nuevo compromiso, con un objetivo que realmente les guste, ajustan misteriosamente sus gastos y re-arreglan su presupuesto de manera intuitiva. Por ejemplo, una de mis amigas que siempre se gasta todo, adquirió un auto y se ajustó sin endeudarse a pagar $4,000 al mes. Igual podría haber sido para un plan de ahorro, pero ganó de nuevo el factor emocional. Nos gustan los juguetes; no los ahorros.

Da un paso hoy hacia tu libertad financiera y toma la responsabilidad sobre tu dinero. Y date cuenta que son el compromiso contigo mismo y la disciplina los que te llevarán al éxito sin importar donde te encuentres hoy.

No seas víctima de los ladrones de cuello blanco

…Seguramente lo será.

Esta semana estaba viendo el estreno en Discovery Channel de su nueva serie “Estafados” (“I Was Conned“), en la cual había 3 casos de estafadores que habían hecho lo necesario para ‘desaparecer’ todos los ahorros que tenían sus clientes.

El primer caso fue con Forex, este sistema no regulado donde la idea es que a través de cambios de monedas (dólar-yen-peso, etc.) se logra una ganancia cambiaria, la cual resulta muy atractiva. De tal suerte que el personaje del cuento les vendía la idea de que iban a hacer mucho dinero sin riesgo.

Así fue como la pareja del programa metió todos sus ahorros del retiro, y saco una segunda hipoteca y la invirtió en eso. El resultado fue perder todo su dinero, su casa y quedar con un futuro bastante incierto.

Parece lejano: cosas que no pasan aquí; pero desafortunadamente esta más cerca de lo que creemos. Cuando estaba empezando en el corretaje de seguros, me contactó una señorita y me citó en uno de los edificios más caros de la Ciudad de México. Cuando llegué estaba una secretaria tras un escritorio de una oficina recubierta de madera y mármol que gritaba aquí hay dinero.

Me recibió la señorita muy arreglada y en lugar de comprarme un seguro, ella me vendió la idea de trabajar para ella trayendo clientes para sus Forex (en ese momento poco conocidas), y me explicó que era una plataforma en no sé donde, etc. La entrada al negocio eran $150,000 pesos.

Yo no estaba convencida porque, de nuevo, sonaba demasiado bueno para ser cierto. Ya sabes: hacer miles de pesos (eventualmente millones), desde la comodidad de tu casa, con tu computadora y un mínimo conocimiento del asunto.

Amablemente le agradecí su tiempo y salí de ahí, ella me estuvo persiguiendo por un tiempo, y en una ocasión me presentó a algunos de sus inversionistas. Recuerdo que la “capitana” de ese equipo era una muchacha joven, que estaba apostando con el dinero de su papá. Esto no me latió. Nuestra entrevista final fue cuando se estaban mudando a toda prisa de su oficina ya que la renta vencía al mes siguiente.

Lo ultimo que supe es que se había mudado a Cuernavaca a seguir buscando clientes. No se si acabó en fraude o no. A todas luces me lo parecía. Y de nuevo está el elemento humano: queremos creer en cosas que sabemos no son ciertas.

Al igual que la TV nos vende remedios mágicos para todos nuestros males, queremos que nuestro dinero dé muchos rendimientos SIN riesgos. Y estamos dispuestos a caer con quien nos prometa esto.

La primera línea de defensa de tu dinero eres tú; y piensa en estos simples consejos cuando estés evaluando una inversión.

  • ¿Es demasiado bueno para ser cierto? Usualmente este tipo de “inversiones” son fraudes. Como el Publi XIII, que te daban un coche por el 30% de su valor… y resultó un mega fraude.
  • No inviertas en cosas que no entiendes. Si no lo puedes entender, probablemente hay alguna buena razón; no tengas miedo a hacer “preguntas tontas”; investiga a tu satisfacción antes de dar dinero.
  • Diversifica. Si piensas arriesgarte, no pongas todos los huevos en la misma canasta. Podrías caerte y quedarte sin nada.
Inflación Enemiga de tus ahorros

La inflación matará tus ahorros si no planeas

Hablamos de la Inflación siempre en las noticias, y creo que todos entendemos el concepto de que las cosas cuestan cada vez más. ¿Pero realmente sabes cuanto te quita de tus ahorros? La estadística nacional dice que por ahí del 70% de los ahorradores NO lo comprenden.

¿Porque digo esto? Se estima que el 70% de todos los ahorros están en pagarés bancarios. Y de esos el 60% los tiene Banamex y Bancomer, los 2 más importantes de México, que invariablemente ofrecen tasas de interés inferiores a la inflación.

Cuando visito a alguien, casi siempre tiene sus ahorros en la misma cuenta en la que le depositan, y en la cual NO le dan un peso de interés. Algunos tienen cantidades importantes y no reciben nada.

Vamos a revisar lo que hace la inflación en el largo plazo. Pensando que el 1° de Enero del 2000 tú recibiste $100,000 pesos y los guardaste abajo del colchón, en 2010 tu dinero habría perdido mucho poder adquisitivo.

El INPC (Indice Nacional de Precios al Consumidor) estaba en 86.730 y en Diciembre del 2010 termino en 144.639, lo que nos da una inflación acumulada del 66.70% en ese lapso. ¡Y eso que ha sido uno de los mejor controlados!

Ahora cuando vemos el tema del Retiro donde tus ingresos estarán invertidos por décadas, el efecto se magnifica.

Actualmente, los únicos contratos de ahorro que te garantizan tener un rendimiento igual o mayor que la inflación son los Seguros de Ahorro. Y dentro de las Aseguradoras la #1 es GNP con una calificación del 9.9 según CONDUSEF.

Donde quiera que ahorres, fíjate muy bien que tu rendimiento sea mayor que la inflación, o perderás mucho dinero.

Hace un tiempo escribí algunos artículos donde hablaba de Bienes Raíces para inversión y las cosas que tienes que tomar en cuenta. También había quedado pendiente el tema de las Rentas Vacacionales.

¿Qué son las rentas vacacionales?
Son propiedades que se adquieren en lugares turísticos a fin de ser rentadas a viajeros por poco tiempo, pudiendo ser por días, semanales o mes a mes.

Este esquema de hacer negocio se diferencia mucho del de comprar para rentar (la idea de tener un inquilino de largo plazo, y que se mantenga estable). En una renta vacacional, se cobra mucho más caro por la renta y requiere de un servicio de administración ya sea propio o contratado para lidiar con los cambios constantes de inquilinos.

Por ejemplo, un departamento que en renta de largo plazo estará en $750 dólares, en una renta de este tipo puede alcanzar $150 dólares diarios, por decir algo, lo cual puede llegar a ser muy lucrativo, por supuesto con la desventaja de que la ocupación no esta garantizada y dependes de agentes que sepan vender tu renta vacacional y un gasto de colocación, además del ya mencionado gasto de mantenimiento y cambio.

Este tipo de inversiones es típicamente más alto. Por ejemplo, aquí en Los Cabos, este tipo de propiedades se venden en cientos de miles de dólares. Y como todo en esta época de crisis, tiene sus puntos de entrada, como ahora. Hay propiedades de $500,000 dólares a mitad de precio, y similares.

Lo bueno de vivir en México es que hay muchas oportunidades de hacerte de una propiedad de este tipo a un costo accesible, ya que el turismo es una industria desarrollada, y constantemente se están tratando de generar nuevos polos de crecimiento. Aquí en Los Cabos, el fenómeno ha hecho ricas a muchas personas. Hay muchas historias de lotes de $30,000 dólares que vendieron en $300,000 y, si vemos históricamente, la apreciación de la propiedad aquí ha sido un gran negocio, muchísimo más que en otros mercados con menor demanda.

Así que aquí tienes un tip de otro tipo de inversiones en bienes raíces que son mucho más enfocadas en la creación de mejores ingresos que tal vez valga la pena investigues un poco más.

Si bien mientras mas horizonte de tiempo tengas para tu inversión, mayor es el riesgo que puedes tomar, es importante tomar en cuenta otros riesgos inherentes a tener una.

 

Existen más tipos de inversiones de las que puedo mencionar, pero en general estos son los 5 mayores:

 

  1. Inflación. El riesgo de que tus inversiones tengan un rendimiento inferior al de la inflación de tu país, representando así una perdida del poder adquisitivo de tu dinero.
  2. Riesgo del Mercado. Este es el tipo de riesgo mas obvio, es el riesgo de que el mercado cambie y tengas que vender a un precio menor de que compraste. Esto es más claro en una acción, si la compraste en $100 y su precio actual es de $50, si quieres realizarla, tendrás que asumir $50 de perdida.
  3. Riesgo de No Pago. Este es el riesgo que corres si tienes bonos o certificados. Representa que el emisor de tu bono no pueda realizar los pagos de interés a los que se comprometió. En el caso de México, los CETEs al ser respaldados por el gobierno, no tienen este tipo de riesgo, así como los certificados emitidos por el Gobierno de Estados Unidos.
  4. Riesgo de la Tasa de Interés. Cuando las tasas de interés suben, los bonos que ofrecieron tasas de interés menor bajan en valor, ya que los nuevos inversionistas prefieren las emisiones a un interés mayor. Esto quiere decir que por ejemplo tú compraste un bono a un 4% de 20 años, y el día de hoy suben las tasas y el nuevo bono ofrece 7%, cuando quieras vender tu bono para pasarlo a un mejor rendimiento, tendrás que asumir una perdida.
  5. Riesgo Cambiario. Muy familiar si vives en México, es el riesgo que la moneda en la que estés realizando tu inversión se devalúe en contra del Euro o Dólar que son las monedas de referencia, generando que tu rendimiento se destruya.

 

Cada uno puedes minimizarlo o eliminarlo en algunos casos, es importante que tengas una estrategia lo mas redondeada posible. Tener cobertura en dólares por ejemplo, además de una inversión en acciones tener otras inversiones de bajo riesgo. Estando siempre conciente de los riesgos que tienes en tu inversión y el horizonte de tiempo de la misma.

12