Ingresos

En este video hago 2 ejemplos de cómo tener un plan de retiro te ayuda a hacer grandes ahorros dentro de tus impuestos. En lugar de que se vaya al fisco, mejor ponlo en tu plan de retiro.

Estaba recordando del libro de Robert Kiyosaki “Padre Rico / Padre Pobre”. No entraré en los detalles de qué es ficción o qué sí es realidad, sino más bien en los principios que me parecieron rescatables. Si quieres leer más opiniones de este libro, visita Blog  y Lana donde tienen varios posts al respecto.

Regresando al punto de la diversificación de los ingresos, el autor proponía que aprendieras diferentes modelos de negocio, y fueras de uno a otro aprendiendo y viendo cómo podías buscarle tres pies al gato a fin de hacer dinero. Él se enfoca en los bienes raíces como fuente mayoritaria de su ingreso.

Esto no es real para la mayoría de mis clientes, y no lo considero saludable especialmente cuando la recesión económica del 2008 la propiciaron especuladores del Mercado Inmobiliario en Estados Unidos.

Lo que sí es la idea de buscar y aprender. Antes de pensar en buscar nuevas fuentes de ingresos es muy prudente aprender varios puntos que enumerare:

  • Aprende qué dinero sí se puede usar y cual no. Puedes invertir en nuevos proyectos dinero que no debas, que no necesites en el corto plazo y que, de perderlo en su totalidad, no te causará daño permanente a tus finanzas o a tu paz mental.
  • Escucha la estadística nacional. Nueve de cada 10 negocios NO lograrán llegar al año de operación. De los restantes solo uno de cada 10 sobrevivirá la marca de los 10 años.
  • Usa lo que sabes. No intentes negocios de los que no sabes nada, sin por lo menos investigar a tu satisfacción.
  • Sé realista. ¿Realmente crees que esas proyecciones de crecimiento del 500% anual son verdad o algo que se ve lindo en papel?
  • Ve cuanto es el mínimo para que valga la pena. Recuerda tener en mente cuánto es lo que te daría tu inversión si estuviera tranquila y segura generando intereses.
  • Ten un compromiso contigo. De antemano decide cuánto dinero estas dispuesto a invertir y cuánto tiempo estas dispuesto a esperar a que tenga éxito tu inversión.

No se imaginan cuántos de mis clientes han perdido dinero al entrar en negocios de los que sabían poco o nada, o simplemente la inversión no vale la pena su tiempo. Hay que tener pasión para los nuevos proyectos pero la cabeza fría para las inversiones de dinero.