Fondos de Inversión

Cuando llega ese momento en el que ya tienes un poco de dinero ahorrado y empiezas a buscar opciones de donde invertir, te enfrentas a una oferta muy grande de opciones de los llamados Fondos de Inversión. Pero ¿en que se diferencian? y ¿cómo te benefician/perjudican?

Iniciemos por entender el concepto detrás de un Fondo de Inversión. Un fondo de inversión, lo que quiere decir es que muchas personas van a poner su dinero junto para ser invertido por un tercero en diferentes instrumentos.

Las ventajas de este esquema, es que al tener más recursos se puede acceder a mejores oportunidades y por ende mejores rendimientos. Por otro lado al bajar el costo de administración, permite que las administradoras de dichos fondos hagan una ganancia.

Para obtener una ganancia mayor, estos fondos incluyen costos de administración, y por supuesto que ganan cada vez que mueves tu dinero.

A tí te conviene por los rendimientos, que en estricta teoría tendrían que ser más altos. Lo cierto es que muchos de estos fondos no hacen siquiera el rendimiento de CETE que he posteado varias veces, por tantos costos ocultos.

Una cosa que no me gusta de los Fondos de Inversión, es que no hay control sobre la inversión. Casi siempre las compañías no rebelan la composición del portafolio de tu inversión, haciendo casi imposible tomar decisiones informadas.

Otra de las cosas que yo les veo como debilidad, son las instituciones que los respaldan, ahora con la crisis económica salieron varios escándalos respecto a ‘Casas de Inversión’ que robaron de sus clientes dinero, con una estrategia piramidal, pagaban los intereses con dinero de nuevos inversionistas y así hasta que con la caída de la bolsa quedó al descubierto el fraude.

Los fondos de inversión no están protegidos por Fobaproas ni nada, es una inversión en la que es importante que averigües quien te la vende.

Otra debilidad respecto a los rendimientos es que, una vez que el fondo empieza a alcanzar niveles mayores, al tener muchísimo capital que invertir, tiene que dividirlo en más y más inversiones. Ya que por ley no puede estar invertida más del 10% en una sola cosa (en Estados Unidos, no pude encontrar la info para México respecto al porcentaje exacto). Para prevenir fraudes o daños a los inversionistas individuales. Esto da lugar a que la mejor forma de escoger un fondo malo, es escoger uno de los fondos que hizo muy buenas ganancias el año anterior.

Sin embargo, a menos que tengas un capital de más de $1’000,000 de pesos para invertir y quieras aprender a valuar acciones individuales, los Fondos de Inversión será donde realices tus ahorros.

Es importante que te familiarices con las diferencias entre las inversiones que realizas, ya que me ha tocado ver fondos de inversión que tenían un Riesgo muy alto, con unos rendimientos muy por debajo del CETE, por lo que no valían la pena. Si no entiendes en lo que esta invertido tu dinero, mejor di que no.