Financiamientos

Visita el video en YouTube.

Comprar un bien inmueble siempre es algo que uno espera lograr. En este video-post te digo cómo planear una hipoteca, y como hacer para ahorrar hasta $1’000,000 en la compra de tu departamento.

Basado en un promedio de $1’300,000, primero plático de cómo planear el enganche y si realmente estás pensando en que puedes iniciar con tu hipoteca ya mismo. Te propongo un plan en el que ahorrarás el monto completo para pagar de cash tu depto, más la inflación, más un descuento, más seguro de vida; y si lo sigues recuperarás 10 años de tu vida en los que ya no tendrás que deberle al banco. Y por supuesto $1’000,000 de pesos que regresarán a tu bolsillo porque no se los regalaste al banco.

Si quieres ver como podemos planear juntos la compra de tu primer inmueble, mandame un correo a larissa@planeomifuturo.com

Visita Planeo Mi Futuro y deja tus comentarios abajo.

Finanzas para Solteros

by Larissa Marquez · 4 comments

Uno de los consejos respecto a como adelantarte en tu vida financiera es, siempre, empieza temprano. Es decir, mientras más pronto inicies tu hábito de crear reservas de largo plazo, mejor será tu retiro y tu futuro.

Cuando visito a alguien que es joven y soltero, como un 80% de las veces -pese a no tener dependientes económicos- no se está haciendo ningún ahorro. Un porcentaje incluso esta “peleado con su dinero”, tiene créditos automotrices altos, tarjetas de crédito llenas y demás. ¿Hablar de su retiro? Impensable.

Usualmente tengo la respuesta de que “están ahorrando para un departamento”, pero lo cierto es que el fondo del enganche recibe lo que sobra de la quincena, si bien le va.

¿Qué pasa en el tiempo? Si bien no es muy común que alguien planee ser soltero empedernido, las estadísticas de tanto mujeres como hombres que pasan su edad mayor solos están subiendo.

No tener dependientes es igual a no tener nadie de quien depender.

Si tú estás soltero, independientemente de que estés pensando en encontrar una pareja y casarte, como en todas las planeaciones hay que considerar el escenario de que te acostumbres a tu independencia y decidas conservarla.

Aprovecha este tiempo para aprender a mejorar tus finanzas en el largo plazo. Al no tener una presión de mantener una familia, hay varias cosas que puedes hacer. Estas son solo algunas:

  • Ahorra para comprar TODA tu casa. En lugar de que inmediatamente te metas a un crédito (que seguramente tendrás que hacer si te urge la casa) utiliza este tiempo para ahorrar el dinero por unos años. Así en lugar de pagar intereses puedes ahorrar y juntar un capital. Incluso podrás ahorrarte al comprar la casa o departamento aprovechando oportunidades como las generadas por las liquidaciones de bienes inmuebles. ¡Recibe intereses en lugar de pagarlos!
  • Empieza un plan de ahorro sistemático de largo plazo. El año pasado a muchas personas les bajaron el ingreso y sobrevivieron. Tú hazte tu propio corte de salario y pon el sobrante en cuentas que te “cueste trabajo” sacar para que te quites la tentación de gastar el dinero.
  • Crea un excelente record de crédito. Busca las tarjetas más baratas y úsalas de manera responsable. No te llenes de ellas: con una o dos es suficiente.
  • Evita los créditos automotrices. Si bien al comprar el primer auto son casi inevitables, resiste la tentación de comprar un auto cuyo crédito ocupe más del 30% de tu ingreso.
  • Preocúpate por tu salud. Un plan de Seguro Médico propio es importante para estar tranquilo, y no ser una carga en caso de un accidente o alguna enfermedad.
  • ¡Diviértete! Recuerda que ahorrar no se trata de comer sopas Maruchan. Si evitas pagar intereses, y apartas por lo menos un 20% de tus ingresos para ahorrar, usa el resto para disfrutar de la vida.

Aprendiendo que no todos los créditos son iguales.

Si tu crédito dice “se ajustará con la inflación”, es en UDIs, o la tasa dice “6% en tasa real (esto quiere decir que sumas la inflación a tu tasa)” estamos en problemas. Lo ideal sería tener una tasa acordada por el crédito y PAGOS FIJOS. Así, si la inflación explota, no es tu problema, porque ya acordaste pagar intereses por el crédito. DI NO A INTERESES MÁS INFLACION. Esa es la cosa que cuando te están “mareando con el crédito” no te dicen.

Otra cosa importante es qué pasa si quieres mandar dinero extra. Algunos créditos dicen que empiezas a pagar las mensualidades de atrás para adelante. ¡Mucho ojo!, porque no dicen que estés pagando menos intereses. Si tus pagos se pueden ir directo al capital, puedes ahorrar mucho dinero con simplemente pagar un poco más a tu mensualidad. Algunos créditos piden el mínimo de una mensualidad de adelanto. Lo óptimo es que puedas adelantar lo que puedas.

Muchos créditos tienen cosas ocultas, como gastos de administración, seguros extra, y algunos inventos creativos de números. Vale la pena de que si vas a pasar años pagando, te expliquen lo mejor posible estos gastos.

Varios clientes acabaron con créditos ventajosos por querer vivir en un desarrollo en particular, donde solo cierta empresa (propiedad del desarrollo) da los créditos de tal o cual forma. Un mal negocio siempre es un mal negocio. Piensa que habrá otros desarrollos si el crédito es muy ventajoso.

Y como dicen mis amigas en Bienes Raíces, cuando vas a comprar lo primero que debes pensar es en cuánto lo vas a vender. Si tu bien raíz esta en una locación deseable, la plusvalía tiene más probabilidades de estar en tu favor.

¿Debo dejar reservas para la hipoteca?

Este es un tema complejo, ya que mientras menos pidas prestado, pagarás menos intereses. Es aquí donde el elemento del Estilo de Vida interviene. ¿Qué es más importante para ti: estar sin angustias por el pago o pagar menos intereses?

Si elegiste la primera, no esta demás que te quedes con unos 3 meses del crédito en mano, por aquello de los cambios en el empleo y las emergencias. A este fondo de ser posible ve aumentando lo que puedas, a fin de año paga al capital lo que exceda de los 3 meses, y así ve manejándote sin angustias.

En estricta teoría, el valor de tu crédito tendría que ser más o menos lo que pagas de renta, y aun deberías mantener tu capacidad de ahorro. Si te esforzaste por juntar el enganche y lo lograste, sigue con los hábitos que te llevaron al éxito. Recuerda seguir planeando para cubrir todas las bases lo mejor posible.

Este es un tema sugerido por Diana Beristain. ¡Gracias!

Comprar una Casa o Departamento es un momento que toma, en muchos casos, años en cumplirse. Soñamos en tener un bien propio, ahorrar para el enganche, y una vez cumplido ir de compras hasta encontrar el “hogar”.

Sin embargo, varias cosas pueden ir mal si no se planea correctamente. Como vimos en esta crisis hipotecaria, el tener el crédito aprobado es solo una de las piezas del rompecabezas.

¿Por donde empezar?

Para poder tener una hipoteca exitosa, primero hay que ser excelentes sujetos de crédito, no a través del estándar bancario, sino del propio. Siéntate con tus finanzas y ve si realmente es una buena opción para ti hacerlo este año.

Si quieres que tu hipoteca no te ahorque, el pago tendría que ser un 30% de tus ingresos cuando más. Si es mayor, aunque puedas convencer al banco, toma en cuenta de que fácilmente te puedes “ahorcar”. Algunos clientes piensan que si su pago de hipoteca es lo que pagan de renta, es un buen negocio. Aparentemente así es. ¿Es esto un buen parámetro? Veamos un caso:

  • Una de mis últimas clientas estaba platicando conmigo acerca de su crédito: al momento de contratación su renta y su pago hipotecario eran casi lo mismo. Siete años después, su pago hipotecario subió casi un 50% y las rentas por el lugar donde vivían disminuyeron hasta en un 25% (por la situación económica adversa). ¿Qué salio mal?

Si no lees las letras chiquitas, te puedes encontrar en una situación similar. Cuando oímos a nuestros padres relatar que sus pagos se hicieron insignificantes en el tiempo, pensamos que pasará lo mismo con nuestras hipotecas. Lo cierto es que los bancos e hipotecarias aprendieron la lección después de las super-inflaciones de los 80’s.

Mañana la Parte 2.

Si estas tratando de adelantarte en la carrera por lograr la independencia financiera, aquí esta un listado de los errores más comunes, para que puedas evitarlos:

 

  1. Fallar en Ahorrar sistemáticamente mes con mes. Si tu versión del ahorro es la que involucra únicamente lo que te sobra, si es que sobra. Difícilmente te será posible lograr las reservas necesarias para lograr tus objetivos. Sobre todo los de largo plazo.
  2. Comprar un Auto con financiamiento. Si bien el tener un coche nuevo es una sensación única. El ser emocional con tu dinero a la hora de comprar un auto es un error muy costoso. El bien se devaluara y además tú pagaras intereses. Por ejemplo, al comprar con financiamiento un auto de $185,000, pagaras casi $300,000 y recuperaras después de 5 años entre $60,000 y $70,000. No es un buen negocio.
  3. Volverte asiduo del Bingo. Bingo, Lotería y demás juegos de azar te dan la emoción de la posibilidad de hacer mucho dinero rápidamente. Y eso junto con el ambiente de fiesta de estos lugares, rápidamente los pueden hacer una parada obligada después de tu quincena. Los números son fríos, la lotería tiene un rendimiento de -95% y los casinos del -50%. Sin importar la cantidad de dinero que pongas, acabaras eventualmente, perdiéndola toda.
  4. El no pagar el saldo completo de tu Tarjeta de Crédito mes con mes. El plástico es maravilloso, pero se vuelve una pesadilla si no lo sabes manejar bien. Paga tu saldo completo mes con mes y así no perderás dinero en intereses innecesarios.
  5. No trabajar constantemente en buscar nuevas formas de mejorar tu presupuesto. Tan solo teniendo un diario donde anotas lo que hiciste no es suficiente, busca formas de ahorrar y aprender nuevas estrategias. Si reduces tus gastos innecesarios como habito, pronto te encontraras haciendo más y más ahorros.
  6. Dejar para después la renegociación de tus deudas. Actualmente la banca esta deseosa de salirse de deudas y abierta a reducir tasas. Si estas cargando una pesada deuda de Tarjeta de Crédito, opta por una de las modalidades de pagos fijos y sal de ella.
  7. Invertir en cosas que no conoces. Muchas personas han perdido mucho dinero por meterse en negocios que no conocen, tanto en inversión directa como a través de la bolsa. Asegúrate de informarte y entender a donde se va tu dinero.
  8. No tener ningún Seguro. Si estas por outsourcing o sin prestaciones, y decides dejar para después adquirir tu Seguro Medico, te puedes encontrar en una situación muy difícil. Si tú mantienes a tus padres, también asegúrate que tengan alguna protección. Si tienes dependientes económicos, piensa en uno de vida. Recuerda que los seguros están ahí para compartir el riesgo de tu vida contigo.
  9. No ser paciente. El proceso de aprender a controlar tus finanzas y monitorearlas tiene sus resultados en el largo plazo. De nada servirá que inicies un presupuesto y lo abandones al mes, o que escribas objetivos y no hagas nada para obtenerlos. Comprométete, es un proceso de largo plazo y si tienes paciencia, año con año te veras en una mejor situación.
  10. Seguir teniendo a las finanzas personales como un tema Tabú que no se habla con la familia. Si logras involucrar a tu pareja y familia en el tema, será para ti mas fácil obtener apoyo y mantenerte enfocado en tus objetivos

 

Espero que esta lista te sirva en prestar atención a estos errores comunes y los evites. Te será mas fácil crear una cultura financiera sana, mientras menos emocional seas respecto a tu dinero. Aprende, crea una estrategia y te apégate a ella.

12