Crisis

Aprendiendo que no todos los créditos son iguales.

Si tu crédito dice “se ajustará con la inflación”, es en UDIs, o la tasa dice “6% en tasa real (esto quiere decir que sumas la inflación a tu tasa)” estamos en problemas. Lo ideal sería tener una tasa acordada por el crédito y PAGOS FIJOS. Así, si la inflación explota, no es tu problema, porque ya acordaste pagar intereses por el crédito. DI NO A INTERESES MÁS INFLACION. Esa es la cosa que cuando te están “mareando con el crédito” no te dicen.

Otra cosa importante es qué pasa si quieres mandar dinero extra. Algunos créditos dicen que empiezas a pagar las mensualidades de atrás para adelante. ¡Mucho ojo!, porque no dicen que estés pagando menos intereses. Si tus pagos se pueden ir directo al capital, puedes ahorrar mucho dinero con simplemente pagar un poco más a tu mensualidad. Algunos créditos piden el mínimo de una mensualidad de adelanto. Lo óptimo es que puedas adelantar lo que puedas.

Muchos créditos tienen cosas ocultas, como gastos de administración, seguros extra, y algunos inventos creativos de números. Vale la pena de que si vas a pasar años pagando, te expliquen lo mejor posible estos gastos.

Varios clientes acabaron con créditos ventajosos por querer vivir en un desarrollo en particular, donde solo cierta empresa (propiedad del desarrollo) da los créditos de tal o cual forma. Un mal negocio siempre es un mal negocio. Piensa que habrá otros desarrollos si el crédito es muy ventajoso.

Y como dicen mis amigas en Bienes Raíces, cuando vas a comprar lo primero que debes pensar es en cuánto lo vas a vender. Si tu bien raíz esta en una locación deseable, la plusvalía tiene más probabilidades de estar en tu favor.

¿Debo dejar reservas para la hipoteca?

Este es un tema complejo, ya que mientras menos pidas prestado, pagarás menos intereses. Es aquí donde el elemento del Estilo de Vida interviene. ¿Qué es más importante para ti: estar sin angustias por el pago o pagar menos intereses?

Si elegiste la primera, no esta demás que te quedes con unos 3 meses del crédito en mano, por aquello de los cambios en el empleo y las emergencias. A este fondo de ser posible ve aumentando lo que puedas, a fin de año paga al capital lo que exceda de los 3 meses, y así ve manejándote sin angustias.

En estricta teoría, el valor de tu crédito tendría que ser más o menos lo que pagas de renta, y aun deberías mantener tu capacidad de ahorro. Si te esforzaste por juntar el enganche y lo lograste, sigue con los hábitos que te llevaron al éxito. Recuerda seguir planeando para cubrir todas las bases lo mejor posible.

Los Ciclos Financieros

by Larissa Marquez · 1 comment

Si has oído que “el que no conoce la historia, esta condenado a repetirla”, te encontrarás que este dicho es muy cierto. Estamos en una serie de ciclos económicos que nos afectan personalmente.

No hace mucho conocí a una señora que me estaba preguntando qué hacer porque compró un negocio el año pasado y cuando se lo entregaron este año, el primer mes vendió la mitad que el mismo mes el año anterior. Al siguiente mes vendió la mitad del anterior y este era su tercer mes con ingresos cada vez menores.

Me platicó que esto ya le había pasado antes con la devaluación del 1994 y menciono otro más coincidente con una crisis económica en México. Yo me le quedé viendo y pensé que bien le hubiera hecho a esta señora el entender un poco más de economía.

Si bien la devaluación del ’94 fue un evento siniestrado por unos pocos intereses beneficiados, el hacer la compra de un negocio en este año, en los meses que menciona, se pudo haber evitado pensando un poco en economía.

Lo cierto es que nos guste o no, existen ciclos económicos. Por ejemplo, en la bolsa de valores, desde la crisis de 1929, ha habido repeticiones: una en los 70’s, y otra en los 80’s y ahora en esta crisis económica que parece ya estamos recuperando.

¿Cómo afecta esto a mis finanzas personales? Sencillamente, tienes que tener un plan de acción. El más sencillo de todos, ya lo he mencionado varias veces, es que tengas recursos suficientes ahorrados en caso de que experimentes una perdida repentina de tu empleo. Es decir, que hagas tu propio Seguro de Desempleo.

Además de eso, si tú logras mantener tu situación laboral estable durante una crisis y además tienes un dinero ahorrado, es un excelente momento para realizar compras de bienes a grandes descuentos. Por ejemplo, bienes raíces en esta época se encuentran a muy buen precio. Lo mismo va para los coches usados y muchos otros bienes.

Irónicamente, a veces gastar cuando todos tienen miedo te puede ahorrar muchos miles. Otra cosa es que puedes hacer inversiones. Mucha gente se beneficiará de haber hecho compras hace unos meses y seguramente en el futuro tendrá una ganancia. Malo si ya estas cargando una perdida por comprar cuando todos estaban comprando.

Lo bueno de estos ciclos, como el que experimentamos desde el año pasado, es que terminan y eventualmente la economía repunta. Ayer estaba leyendo una sinopsis de un discurso de Obama, diciendo que parece que se esta terminando la recesión en Estados Unidos, ya que este mes se perdió solo la mitad de los empleos del mes anterior. Lo cual es una señal buena si se mantiene el comportamiento, porque quiere decir que se acabó la caída libre de la economía estadounidense.

Si en esta crisis saliste perjudicado, no esta de más pensar cómo, cuando vuelva a pasar, puedas beneficiarte y tener un capital creado por ahí. Hasta ahora a nadie que conozca le ha perjudicado tener dinero ahorrado.

Esta y otras interrogantes son las que le Planteé a Edgar Pelaéz, el es uno de los alumnos más destacados en el área de relaciones Internacionales del Itam.

La idea es dar más ideas de cuando va a terminar, entender de donde vino y cosas que podemos hacer ahora y en el futuro para poder prevenir y enfrentar efectos económicos adversos. Es un podcast muy completo donde platicamos de todo lo que querías saber y tenías miedo de preguntar acerca de esta Crisis Económica 2009.
[podcast]http://www.planeomifuturo.com/downloads/La%20Crisis%20Podcast.mp3[/podcast]