Buenos deseos de Año Nuevo

by Larissa Marquez · 1 comment

Siempre que inicia un año, viene un gran deseo de implantar nuevos proyectos y hacer cambios en nuestra vida de forma positiva. Es así que todos empezamos con las resoluciones de fin de año.

Las más comunes son bajar de peso, hacer algún viaje y, por supuesto, ahorrar.

Es en esta resolución en la que quiero centrarme. Lo primero que hago cuando alguien me comenta que está ahorrando, es preguntarle para qué esta ahorrando. Por poner un ejemplo burdo, comprar una nueva televisión de $12,000 pesos. En un año, tendrías que ahorrar $1000 pesos mensuales; en 6 meses, $2000; y así sucesivamente. El plan parece estar muy fácil para objetivos de largo plazo, sin embargo, estos planes -en mi experiencia- tienen un 30 a 50% de efectividad, y muchas personas se quedan con sólo el deseo de ahorrar.

¿Qué es lo que pasa?, ¿por qué año con año no logro ahorrar?

Igual que en las dietas, no se trata de una cura milagrosa: en realidad es un proceso bastante aburrido, tienes que comer cosas sanas, hacer ejercicio y, en general, comer menos. Casi todos se desaniman porque no hay un resultado rápido y siguen con sus malos hábitos. Pese a que el plan es simple, la industria de bajar de peso es una de las más exitosas porque todo mundo esta buscando un remedio rápido para un problema de largo plazo.

Igual pasa con los ahorros, es un proceso sistemático, gastas menos de lo que ganas y los excedentes los apartas. Si gastas más de lo que ganas o casi todo, no se puede. Haciendo comparación con lo que digo de las dietas, cuántas personas no invierten en esquemas de alto riesgo sin saber, o son defraudadas porque quieren hacer dinero rápido.

Igual que en las dietas, al principio el ahorrar $100 pesos o lo que sea que logres apartar, resulta desalentador o se consume en deseos de corto plazo. Regresando al ejemplo de la televisión: juntas $2000 pesos, y pasas por la tienda y se te antoja el iPod y estás de regreso en cero; o sales a una comida. Y así tus ahorros suben y bajan. La mayoría de la gente se desalienta y olvida lo que quería y eso es todo.

Lo peligroso, como hemos visto, es la satisfacción instantánea. Los 6 meses sin intereses, 12 meses sin intereses, el coche nuevo a crédito, etc. Todo esto son cosas que comprometen de antemano excedentes que no se han generado. Especialmente cuando hay un grado de inestabilidad laboral.

Que es lo que yo te recomiendo para que tus resoluciones no se queden en ideas y sueños sin cumplir:

  • Anótalos en un cuaderno. Si vas a empezar a cambiar tus hábitos, anota en él cada una de las cosas que quieres hacer este año y por qué son importantes para ti. Haz la lista larga. Saca todo y ponlo en papel. Te sugiero un cuaderno porque ahí puedes ir anotando tus cuentas, tus pensamientos y poco a poco al pensar antes de gastar, generaras un cambio verdadero.
  • Inicia tu “Plan de Ahorro Hormiga”. Estos planes si funcionan, yo puse un tarro de salsa de spaghetti en lugar de una alcancía en mi buró, y cuando llego pongo todo el cambio de monedas que me queda. Si lo dejas solo todo el año, en Diciembre tendrás un pequeño ahorro el cual podrás usar para lo que quieras.
  • Revisa todo lo que tienes, asegúrate que tus ahorros estén en cuentas que te generen un rendimiento competitivo, siempre es bueno estar de compras por nuevas tasas de interés.
  • Da una vuelta por tu casa, ve si hay cosas que compraste que realmente no usas, ya sea que las vendas o solo las veas, sensibilízate a la necesidad de no comprar cosas que no son necesarias (lo más común en esto son los equipos de ejercicio).
  • Platica de tus deseos con tu pareja, amigo o alguien de confianza quien pueda actuar como tu testigo-ayuda en el año. Al igual que las dietas, es mucho más fácil lograr tus objetivos con un control externo y/o apoyo moral para ayudarte a mantenerte en línea con tus objetivos.
  • Que la “Ley de la Atracción” esté contigo. Independientemente de que creas en eso o no, es muy saludable ver en que te enfocas. Hasta ahora no conozco a nadie que pase el día pensando en sus deudas sin sufrir, y por lo general seguir en deudas por periodos prolongados. Utiliza tus recursos mentales de forma positiva: piensa cómo puedes aumentar tus ingresos, y si te enfocas de este modo, generarás excedentes que entonces puedes usar para mejorar tu situación económica. Como dicen los creyentes de esta vertiente: piensa en lo que sí quieres y visualiza. Lo peor que puede pasar es que reduzcas tu estrés.

{ 1 comment… read it below or add one }

Hluot Firthunands January 12, 2010 at 12:23 pm

Hola:

Yo aparte de llevar mi control de gastos y de ahorros, hago graficas. Es mas facil de ver los resultados y de “ponerles cara”. Una grafica con muchos verdes indica ahorro, una grafica con rojos indica deudas.

Es una forma de hacer menos tedioso estar ahorrando porque la grafica se modifica cada mes y de hacer mas visibles los resultados.

Feliz año.

Reply

Leave a Comment

Previous post:

Next post: